El Tribunal Supremo Unifica Doctrina a la hora de cuantificar la indemnización por Daños Morales

En lo laboral, cuando se produce una discriminación o lesión de Derechos Fundamentales u otras libertades públicas, produciendo así un Daño Moral, deriva la obligación de resarcir por los daños causados. Con el gran problema que se encontraban los abogados, jueces y demás participantes en estos procedimientos eran las dudas que surgían respecto de estas indemnizaciones, debido a que éstas tienen una difícil valoración ya que nadie reacciona igual ante un hecho negativo. Algunas de estas dudas eran ¿Hasta dónde se debe indemnizar y en qué cuantía? Y sobre todo ¿Cómo realizar esta cuantificación?

Hasta hace relativamente poco, los criterios de los tribunales para determinar dichos daños morales han sido variados a lo largo del tiempo, provocando así gran indeterminación e inseguridad entre reclamantes y reclamados.

Por todo lo expuesto, es de suma importancia la Sentencia Unificadora de Doctrina del Tribunal Supremo de 5 de octubre de 2017, por la que aclara el criterio que debe seguirse.

Dicha Sentencia trata:

En el caso enjuiciado, un empleado miembro del comité de empresa había sido despedido por entender la Entidad que había declarado falsamente, como testigo, en un juicio. El empleado pedía que el despido se declarara nulo y aparte exigía 30.000 euros por los daños y perjuicios sufridos, basando la cantidad en lo fijado por la Ley de Infracciones y Sanciones del Orden Social (LISOS).

El juzgado de lo Social dio la razón al empleado en sus dos pretensiones, mientras que el El TSJ Galicia por su parte, revocó la indemnización, manteniendo la declaración del despido como nulo.

La cuestión que le tocó dilucidar al Tribunal Supremo, ante estas dos sentencias contradictorias, se basaba en determinar si para obtener la indemnización de daño moral basta con solicitarla de manera poco detallada, cuando ha quedado acreditada la vulneración del derecho fundamental que le daría origen.

En la Sentencia el TS establece dos criterios importantísimos a la hora de resolver este tipo de procedimientos:

  1. El TS entiende que para fijar el quantum indemnizatorio se permite como criterio orientativo los de la LISOS (Ley Sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social) para fijar los daños morales. El TS, da esta respuesta tras analizar la evolución doctrinal sobre la indemnización por daño moral derivado de la vulneración de los Derechos Fundamentales.

 

  1. El TS establece que los demandantes deben expresar con claridad los hechos constitutivos de la vulneración y la cuantía pretendida especificando los daños y perjuicios. Pero cuando ante daños morales y resulte difícil estimarlos con detalle, los criterios para determinar la indemnización, se deben flexibilizar.